Apartamentos de Verano

Adjunto la Segunda parte de la Nota de prensa del Colegio de Agentes de la propiedad Inmobiliaria de Valencia

Alquilar una vivienda en la costa valenciana para estas vacaciones resultará algo más asequible que la temporada anterior. Así se desprende del informe realizado por el COAPIV que apunta a una bajada en torno a un 5% de media.

El portavoz del Colegio, Vicente Beltrán asegura que “Los precios de los alquileres de los apartamentos sufrieron un gran ajuste  entre 2008 y 2009, por eso ahora el ajuste ha sido menor que en los precios de primera residencia”.

La variedad de precios de los alquileres en la costa valenciana es muy variopinta. Los más cotizados, los de la primera línea de playa en localidades como Gandía u Oliva oscilan para este verano, entre los 550 euros y 1.100 euros por semana en la primera quincena de agosto.

Beltrán considera que Gran parte de las salidas programadas al extranjero se desvían ahora hacia el turismo interior, y ante la difícil coyuntura económica, muchos  optan  por unas vacaciones de alquiler en la costa española, debido a su excelente competitividad respecto a otros destinos”

Por otra parte desde el COAPIV se ha detectado un incremento de casos de fraude online a la hora de alquilar un apartamento. Ante esta situación el portavoz del Colegio aconseja a los consumidores que extremen la precaución cuando encuentren ofertas excesivamente económicas. “Desde el Colegio queremos insistir en que acudir a un profesional que se ampara bajo las siglas de API es siempre garantía de calidad”.

Casi el 50% de los alquileres que se producen en estas fechas actúan como intermediarios personas no profesionales que cobran por su servicio y no ofrecen las garantías necesarias en este tipo de transacciones. “Hay que tener especial precaución con particulares que dicen actuar en nombre de los propietarios y que no nos piden fianzas, ni ofrecen ningún tipo de contrato ni garantía”.

Por otro lado desde el COAPIV, también se advierte a los propietarios sobre los pagos recibidos mediante transferencias y cargos en cuenta, puesto que pueden ser anulados al terminar las vacaciones por el inquilino, que dispone de un plazo para efectuar esta devolución, “por eso es fundamental que exista una relación regulado en contrato y un profesional que intermedie y preste seguridad en este tipo de arrendamientos vacacionales”.

Desde el COAPIV solicitan que las administraciones aumenten las inspecciones para evitar este tipo de infracciones y sea diligente en el cumplimiento de la normativa sobre registros de apartamentos vacacionales en la provincia de Valencia.


Deja un comentario