¿Mi experiencia como formador inmobiliario?

IMG_1290

La verdad es que nosotros nos consideramos más bien instructores de CRS, más que formadores. Quizá el formador es aquel profesional que vive de la formación. Nosotros somos agentes inmobiliarios. Necesitamos ser agentes inmobiliarios para trasladar toda experiencia a la gente que viene a los cursos de CRS.

En cualquier caso la formación siempre ha sido algo que en cierto modo me ha interesado. No por la parte pedagógica, más bien por la parte de la comunicación. La comunicación es uno de mis temas preferidos. Creo que las personas, como animales sociales, somos pura comunicación. Lo que más disfruto en los cursos es la conexión con la gente, la sensación de mantener un pulso de comunicación durante tantas horas con gente de diferentes procedencias, diferentes costumbres y distintas visiones. Además para mí en todo esto tiene que existir una parte de entretenimiento importante. La gente lleva un ritmo fuerte en su día a día y no puedes meterlos en una sala a soltarles un tostón. Creo que es fundamental que la gente disfrute en esa sesión formativa, que se identifique con lo que ahí se está contando y que abra sus canales. Entonces se aprende por que realmente se conecta.

Otro añadido que observo que la gente valora mucho es la experiencia práctica en la materia. Yo he tenido la oportunidad de poner en marcha muchísimas de las cosas que se explican en los cursos y tienes por tanto esa visión práctica de lo que va a suceder cuando empieces a implementar este cambio o este otro. Eso a la gente de gusta mucho por que se identifican mucho contigo y ven que es posible, que se pueden hacer cosas alucinantes que pueden cambiar tu vida profesional para siempre.

Como profesional y cómo instructor procuro pasármelo muy bien. Creo que ese es el secreto. Mis compañeros de oficina saben que soy un cachondo y procuro que exista un ambiente muy sano y divertido, también con clientes. Ellos lo agradecen mucho. Aunque es cierto que hay que saber ser serio o divertido dependiendo del momento.

¿Te atreves a probar?

Probar es algo innato en la gente curiosa. La gente curiosa es la gente que cambia las cosas que mueve el mundo. La gente proactiva son los que piensan que pueden cambiar las cosas con su propia acción y por tanto se ponen en marcha.

Recuerdo que hace unos años algunos compañeros me decían que eso de los “cursos de americanos” aquí no funcionaban. Con el paso del tiempo todos ellos han acabado haciéndolos.

Incluso alguno me llegó a decir “ojalá lo hubiera hecho antes”. Alguien que mostraba sus dudas y sus reticencias y luego tiene la capacidad de decirte eso, dice mucho de sí mismo.

Si notas que algo no acaba de funcionar o eres curioso, quieres ver otras formas de hacer o crees que no lo sabes todo o eres de los que quieres estar a la vanguardia del sector, entonces tienes que probar. Que no haga falta que digas eso de “ojalá lo hubiera hecho antes”.

Deja un comentario