No tengo tiempo (parte 2)

…/…

viene de No tengo tiempo (parte 1).

 

La inversión de tiempo en este tipo de desarrollo profesional, es sencillamente descomunal. Pero claro nos empeñamos en creer que ese precisamente es nuestro trabajo y ahí radica nuestro error.

Pensemos; si nuestro sistema de creencias nos indica que nuestra principal tarea consiste en captar propiedades y en obtener demandas continuamente, es lógico que invirtamos la gran masa de tiempo disponible en realizar dichas tareas. Es más, seguramente percibiremos una gran sensación de pérdida de tiempo si no actuamos así y en consecuencia no obtenemos las captaciones o las solicitudes de compra o demandas que finalmente hará que vendamos propiedades. Hasta aquí tenemos un primer nivel de escala de pensamiento profesional. En el segundo nivel de pensamiento nos encontramos con un nuevo peldaño. Éste consiste en creer que además nuestra obligación profesional consiste en captar todo lo que podamos en nuestra zona y en atender con diligencia a todo aquel que llame a nuestra agencia inmobiliaria en busca de alguna propiedad. Existe un tercer nivel todavía más absorbente que nos hace creer que debemos captar todo aquel producto que podamos, esté donde esté y venga de donde venga y debemos conseguir un gran número de solicitudes, correos, llamadas y emails procedentes de cualquier fuente y atenderlos a todos con prontitud, diligencia y eficacia.

Hasta aquí todo correcto ¿no?, nadie podrá decir que hasta éste momento he dicho nada incoveniente. Hasta aquí parece ser todo políticamente aceptable. En el primer caso invierto el 100% de mi tiempo, en aquellas tareas que considero son las propias de mi negocio. En el segundo caso, utilizo algo de mi tiempo personal para migrarlo al profesional, porque claro, lo primero lo hacen casi todos loas agentes y yo quiero ser algo más, así que invierto un 120% del tiempo profesional. En el tercer caso, algo desesperado por que no acabo nunca de destacarme del resto ni acabo de progresar del todo me pongo al 150%. Se acabó lo de llegar a casa a la hora de ver a los niños, no paro de meter pisos en los portales, no paro de llamar a captaciones. Para hacer cursos no tengo tiempo, tengo que salir a hacer muchas visitas, porque claro cuantas más visitas más probabilidades de vender tengo, pongo y quito carteles, eso de captar en exclusiva ni hablar, ¡no tengo tanto tiempo! Y además ¡nadie quiere darlo en exclusiva..que tontería!, del facebook ya veré cuando tenga un rato, la página web está llena de pisos y con tenerla actualizada ya es bastante, del blog ni hablamos, eso no sirve para nada, y del resto de cosas…¡bah! Eso son tonterías para el resto, mis clientes son diferentes, no usan casi internet, en mi zona eso no vale, en mi barrio no se trabaja así, en mi ciudad eso es imposible…además…NO TENGO TIEMPO. ¡ Y además oiga! Este artículo ya se me está haciendo largo y no me lleva a ningún sitio. Todo esto ya lo sabía yo. ¡Quiero soluciones YA!…no tengo tiempo.

Si usted no tiene tiempo, no lo pierda. Coja está página, hágase un cucurucho con ella y deposite dentro las cáscaras de pipas, los chicles mascados o simplemente cierre esta revista y póngase a llamar por telefóno. Salga a la calle a enseñar pisos. Hay un montón de gente esperándole para pasar la mañana alegremente viendo pisos con usted, seguro que alguno cae.

Pero un segundo… ahora que caigo… resulta que hay gente que hace muchas cosas de esas, que están en un montón de redes sociales, que tienen un blog, un par de páginas web, son dos en la oficina, trabajan gran parte de su cartera en exclusiva, algunos incluso han cerrado acuerdos de colaboración con otras agencias para asociarse, no se pierden un curso y encima venden… y…¡ aún se atreven a decir que son felices con su trabajo ,con su profesión!. ¡ Malditos embusteros! Esto lo hacen para dar rabia a los demás, seguro que no tienen familia … a lo mejor viven de otra cosa, ¡claro!, eso es, el dinero lo obtiene de otro sitio y no lo dicen. Pero ¿y si existe una creencia de pensamiento profesional diferente?.. algo distinto a los otros tres niveles de pensamiento que comentábamos. ¿Y si pudiésemos realmente ganar tiempo para lo que queremos hacer?. Imaginemos lo siguiente:

Continuará en “No tengo tiempo (parte 3)”

No tengo tiempo (parte 1)

En los últimos días, dentro y fuera de las redes sociales he escuchado varias referencias al tiempo. Me refiero, mejor dicho a la escasa disponibilidad de tiempo, por parte de muchos agentes inmobiliarios. Claro al final los agentes, como cualquier empresario, emprendedor o autónomo disponemos de capital y trabajo. En definitiva, para nosotros, dinero y tiempo. En ocasiones somos capaces de hacer determinadas cosas nosotros mismos y en otras decidimos contratar el servicio, porque en caso contrario, el tiempo que deberíamos invertir en realizar esa tarea o en desarrollar esa idea sería desmedido. La cuestión se pone un poco más fea cuando el capital escasea y el tiempo también. Es entonces cuando entramos en la espiral de “no puedo encontrar tiempo…porqué me falta tiempo para hacerlo”.

Respecto al tiempo, existen claramente dos líneas de actuación sobre él a nivel profesional. El tiempo puede ser gestionado para procurar una organización del mismo que nos permita emplear el tiempo disponible de una manera eficiente, entonces hablaremos de gestión del tiempo. Por los muros de facebook, en algunos grupos, leo las solicitudes de cursos sobre gestión del tiempo. El profesional no dispone de tiempo. Este es uno de los inconvenientes más mencionados a la hora de arrancar nuestro blog, nuestra cuenta de facebook, nuestro twitter, la página web, o simplemente a la hora de ponernos a diseñar una campaña de marketing para nuestro negocio, de asistir a un curso, hacer un webinar o de intentar construir una asociación local con las inmobiliarias de nuestro entorno. “Si es que yo de verdad lo intento, pero es que…no tengo tiempo”.

Es cierto, el problema de muchos de nosotros es que literalmente “no tenemos tiempo”. Y no es una cuestión de gestionarlo mejor o peor. Haciendo un excelente curso de gestión del tiempo y llevando un buen organizador o sistema de agenda de nuestro tiempo, sin duda mejoraremos ampliamente la gestión del tiempo profesional. Trabajaremos seguramente con algo menos de ansiedad y acertaremos en el momento de elegir qué hacer en cada momento. Eso es cierto y es necesario hacerlo y tenerlo claro. Pero será la elección de en qué cuestiones, clientes, situaciones y negocios decido emplear mi tiempo, dónde realmente conseguiremos ganar tiempo al tiempo. Recuerdo perfectamente cuantas veces me quejé sinceramente en el pasado, de no tener tiempo para esto y para aquello y cuantas veces me sorprendí a mí mismo perdiendo el tiempo con un cliente que no quería vender, con uno que no podía comprar, con otro que realmente no me necesitaba, con otro al que yo no podía ayudar, con alguien que no me había llamado y en el fondo no quería estar conmigo en ese momento. Con estos últimos invertí gran cantidad de horas, yo diría cientos de horas en intentar convencerles de lo conveniente que sería que contaran conmigo para vender o comprar su casa. Pero claro…¿quién era yo para ellos?..¿por qué iban a darme su casa en exclusiva? ¿por qué iban a escucharme en mi recomendación de precios?.¿Qué podía hacer yo realmente que ellos no pudieran hacer?¿En que era yo diferente al resto?, ¿por qué elegirme a mi? Cuantas veces sus miradas me decían “ No sé quien es usted, no sé realmente si usted puede hacer lo que me dice, no le conozco a usted de nada…como usted hay muchos… si usted es como los demás..¿por qué voy a darle algo diferente que a los demás?, en definitiva: No debe ser usted al que yo necesito y No confío en usted…además no tengo tiempo para esto”. En esta situación nos vemos en muchas ocasiones cuando nos empeñamos en salir a la calle a buscar clientes, per sobre todo al buscar propiedades. Cuando empezamos a captar con los portales, a puerta o teléfono frío, con el objetivo de conseguir que nos den su piso… en lugar de su confianza.

 

continuará en. No tengo tiempo (parte 2)

 

La forma en la que vemos el problema… es el problema.(parte 2)

…/…. (viene de parte 1)

Es necesario realizar depósitos constantes para que se pueda exigir créditos. Los mas importante es que estos depósitos deben ser percibidos como auténticos por la persona que los recibe ó en lugar de producir una aumento en la confianza generada se transformara en una disminución. Para esto se puede realizar depósitos de confianza en 7 aspectos principales:

  • Comprender al individuo: Tratar de comprenderlos tanto como quisiéramos ser comprendidos nosotros y tratar a la gente en términos de esa comprensión.
  • Prestar atención a las pequeñas cosas: Los pequeños detalles que muchas veces pueden ser pasados por alto ó no advertidos por nosotros pueden marcar la diferencia en una relación interpersonal.
  • Mantener los compromisos: No prometas nada que no puedas cumplir ya que esto supondrá una disminución en el grado de confianza.
  • Aclarar las expectativas: Lo más recomendable es poner las cartas sobre la mesa. No asumir que hay cosas que se sobrentienden.
  • Demostrar integridad personal: Emite la hipocresía y la duplicidad interior. A ser percibidas que pueden terminar cerrándonos cualquier posibilidad de interacción y confianza con las personas.
  • Disculparse sinceramente cuando se realiza un reintegro: Si te equivocas, discúlpate de manera sincera. Este simple acto de humildad, si es sincero puede significar un gran depósito de confianza en la otra persona.
  • Las leyes de la vida: Haz las cosas de manera desinteresada y siguiendo solo lo que tus principios te indican. En caso contrario provocarás resistencia a la apertura.

Esto debe ir unido a una mentalidad de “Ganar/ganar”: Es decir donde existe beneficio para todos, se busca la solución en la cual todos salgan beneficiados. Este tipo de pensamiento busca la satisfacción de todas las partes en el acuerdo que se tome, con lo que se consigue también la cooperación efectiva y el compromiso de todas en el plan de acción. Al contrario está de la mentalidad habitual de “Gano/ pierdes”: Dondeuno obtiene beneficio a costa de otro ó termina beneficiado de manera preferente con relación a alguien más.

Es quizá, la falta de poner en práctica algunos de estas sencillas reglas, lo que a muchas veces nos lleva a fracasar en nuestros intentos de crear proyectos comunes con otros compañeros o de incluso poder explicar a nuestros clientes el porqué esto o aquello le beneficiará de esta o aquella manera.

No podemos creer que existe un parche, una receta rápida, una fórmula magistral que solucionará nuestro día a día y que de repente empezaremos a captar en exclusiva y a colaborar junto con otros compañeros en la MLS. Las soluciones transitorias son peregrinas y antes o después pierden fuelle, devolviéndonos a una situación de reactividad donde el entorno vuelve a dominarnos y nos vemos incapaces de avanzar. Cambiar tu forma de entenderte a ti mismo como agente, valorar cada minuto de tu tiempo, vivir en torno a un centro de principios y valores profesionales y personales, interesarte por los problemas de los demás, recordar que eres tú quien elige con quien trabajas y no al revés, son bases fundamentales para montar proyectos en común con otro profesionales.

Trabajar compartiendo tus exclusivas, con los que antes eran tus competidores más acérrimos no es sólo una cuestión de nombres, asociaciones, papeles y marketing, es una forma de entender tu profesión. En ocasiones tardarás meses, incluso años en conseguir un mínimo grupo de profesionales que compartan esta visión contigo, pero cada uno que se vaya sumando al proyecto, será un miembro sólido y lo deberá hacer convencido de esta forma de entender la profesión y la vida en general. La gente valora lo que le cuesta tiempo y esfuerzo. Y recuerda que en muchas ocasiones la forma en la que vemos el problema…es el problema.

Vicente Beltrán

Instructor CRS España

Bróker de Realmark

La forma en la que vemos el problema… es el problema. (Parte 1).

PARTE I.

Desde hace algún tiempo asistimos a un cambio de modelo en la intermediación inmobiliaria. Un importante cambio de las reglas del juego. Unos asisten algo estupefactos, por la velocidad a la que se están produciendo estos cambios. Otros insisten en que estamos sufriendo una regresión y estamos volviendo a trabajar con las regla de hace unos años, reglas, usos y costumbres de la era pre-burbuja.

Para los primeros supone un reto entender, asimilar y aceptar la conveniencia de trabajar bajo lo que ha venido a denominar “exclusiva compartida”. Entienden con claridad las ventajas para el cliente y para el profesional, y en ocasiones no vacilan en dedicar tiempo y esfuerzo en predicar entre sus congéneres el beneficio que supondría para el sector y para la profesión. Para otros, algo más ejercitados por el paso de los años, nada nuevo se ha inventado. Casualmente todos ellos ya trabajaban en exclusiva cuando empezaron en “esto”. Y aunque ya no lo hace ninguno, recuerdan con cierto anhelo aquellos días y reconocen, en la intimidad, cierto temor por la odisea que puede suponer volver a recuperar aquella fórmula. El tercer grupo se compone de profesionales que: a) nunca oyeron hablar del concepto b) algo oyeron pero no entienden la diferencia con la colaboración ordinaria de toda la vida, c) aquellos que ni sienten ni padecen.

Lo cierto es que aún cuando pueden parecer evidentes los beneficios de trabajar la intermediación inmobiliaria desde la perspectiva de la exclusiva múltiple compartida, es mucho mas frecuente, durante el desarrollo de la actividad diaria, encontrar miembros del segundo y tercer grupo, que del primero. Tanto se ha hablado, tanto se ha dicho, tanto se ha hecho en los últimos dos años, que se ha conseguido desvirtuar, en gran medida, el concepto de las MLS y de la exclusiva múltiple.

Hemos asistido estupefactos al cenit y ocaso de algunas intentonas fallidas, a camino entre el asociacionismo para la defensa de los intereses del sector, la franquicia repleta de servicios, imagen corporativa marketiniana y algunos conceptos de MLS. Una mezcla en ocasiones poco fructífera, pues lejos de ofrecer un servicio orientado hacia los clientes,se convertía en una especie de red o asociación con visos de expansión e incluso de representatividad ante la administración de turno.

Orientar la creación de la MLS al cliente es fundamental para el desarrollo exitoso de la idea. Es el cliente quien apreciará fundamentalmente los beneficios del servicio y quien se verá beneficiado en primer término, por añadidura se beneficiará el profesional que así decida trabajar. Empezar con un fin en mente claro y acertado suele ser un buen síntoma y un inmejorable comienzo. Para ello debemos entender que tenemos una esfera de influencia limitada, donde realmente podemos modificar ciertas cosas que ocurren a nuestro alrededor. Haced que estas cosas puedan ocurrir, modificar nuestro entorno más inmediato, nuestro circulo de influencia es la base de la proactividad. Tomando conciencia de hasta donde podemos influir, teniendo un final en mente podremos ordenar nuestra prioridades y establecer primero lo primero. No podremos cambiar solos al sector ni a la profesión pero conseguiremos que nuestros clientes y compañeros nos vean y escuchen de manera muy distinta.

Pero de nada nos servirá esta toma de conciencia y esta victoria privada si no somos capaces de generar confianza en los demás, clientes y compañeros de profesión. Stephen Covey, en su libro ”Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”, nos habla de esto con una claridad envidiable y lanza algunas pautas que interiorizadas y realizadas de manera sincera consiguen incrementar los que el autor viene a denominar “la cuenta bancaria emocional”.

Continuará en   La forma en la que vemos el problema… es el problema. (Parte 2.)

Factores clave del mercado

¿Cuánto tiempo se tarda en vender una propiedad?

Algunas propiedades se venden en unos pocos días, otras pueden tardar varios meses. El conocimiento de algunos factores clave que influyen en la comercialización de una casa, determina el tiempo que la propiedad esté en el mercado. El adecuado equilibrio de estos factores agilizará su venta:

AUbicación

La ubicación es el factor más importante que afecta al valor. Dentro de un mismo Barrio existen diversas zonas con diferente valoración para los compradores. ¿Recuerda usted por qué decidió esa zona cuando compró la casa y como la valoró en aquel momento con respecto al barrio?.

BCompetencia

Los compradores comparan su propiedad frente a las otras casas a la venta en la zona. Los compradores basarán el valor inicial de su vivienda respecto a las otras viviendas disponibles en el mercado de su entorno.

CEl tiempo

El mercado inmobiliario puede reflejar, en cada momento un ” mercado de compradores” o un “mercado de vendedores”. Las condiciones del mercado no puede ser manipuladas, se ha de desarrollar un plan de marketing individualizado de acción para cada la propiedad y cada cliente. Dependiendo del perfil de compradores que busquemos, atendiendo a factores como la edad, la capacidad adquisitiva o de crédito, el nivel sociocultural…etc.

DEl Estado

La condición de propiedad afectará al precio y a la velocidad de venta. Determinar y preparar la apariencia maximiza el valor y reduce el tiempo de la vivienda en el mercado. Manejar cuestiones como el estado interior, olores, despersonalización y utilizar algunas técnicas de Home staging, propician el flujo de ofertas sobre esa vivienda al trabajar el lado más emocional del comprador.

ECondiciones

Cuanto los términos y las condiciones son más accesibles, más grande es el mercado, más rápida es la venta y más alto puede ser el precio conseguido tras un proceso de negociación. Los plazos, las cantidades a cuenta, las cargas y los gastos pueden determinar una variación del precio ofertado, según sean condiciones más o menos accesibles y más o menos generalizadas en el mercado del barrio en el que nos movemos.

FPrecio

Si la propiedad no está bien situada en precio, la venta se puede retrasar e incluso no producirse nunca. Un análisis comparativo de mercado que ayuda a determinar el mejor precio posible, siempre y cuando se realice con datos de transacciones reales de compraventa del mercado de su zona.

Si no contrato un agente me ahorro dinero, ¿no?

Lo cierto es que no contratar un agente puede costarle al vendedor más dinero que hacerlo. Todo depende de lo que  valores tu tiempo en primer lugar , tus conocimientos del mercado inmobiliario en segundo lugar, y el mercado específico de la zona donde quieres vender tu casa, en tercer lugar.

Para vender una casa, básicamente tienes TRES opciones:

OPCION 1: Aplicar la técnica de las 3′′ P”:
Poner un cartel + Publicar en Internet + Pedir a Dios que aparezca un comprador

OPCIÓN 2: Venderla tú, como deberías. Prepárate para lo siguiente.

Elabora un plan de marketing exclusivo para vender tu vivienda, no te olvides de la difusión, anuncios, incluirla en portales, en webs especializadas, pon cartelería, no te olvides del marketing directo ni de los envíos a clientes potenciales.

Quizá puedas ofrecer tu vivienda a la inmobiliarias de la zona para que ellos la ofrezcan desinteresadamente…aunque esto te resultará un poco difícil. Realiza un estudio de mercado para saber si estás fijando bien el precio, quizá te has equivocado o quizá no, recuerda que es el mercado quien fija los precios. Prepárate a recibir llamadas de todo tipo, debes estar disponible y ser capaz de cualificar a los clientes, sus preferencias, necesidades personales, capacidad de financiación y cuando van a comprar, son cosas que deberás tener en cuenta para no perder demasiadas horas, enseñando tu casa a un montón de curiosos y gente que todavía no tiene su decisión tomada.

Si lo haces todo muy bien y recibes ofertas, deberás negociar con los compradores las condiciones, el precio, el plazo y el tipo de contrato que vais a firmar, para no tener problemas a la hora de ir a la notaria. Ves mirando las diferentes posibilidades entre contrato de arras penitenciales, confirmatorias..etc. o quizá te interese firmar directamente un contrato de compraventa, recuerda pactar adecuadamente todas las condiciones; elección de notaria, cláusulas suspensivas, estancia en precario, hipoteca, tasación bancaria,…etc. son cuestiones que deberás tener en cuenta para evitar sorpresas.

Si consigues hacerlo todo en el plazo previsto, sin problemas y venderla por el precio que habías pensado, lo habrás conseguido. Si es así quizá te interese contactar con una inmobiliaria, para una entrevista de trabajo. Si no es así siempre puedes optar por la siguiente opción.

OPCIÓN 3: Llama a Realmark. 96 330 82 16

¿Y si la vende usted sólo sin inmobiliarias?

Para vender su casa sin la ayuda de un profesional inmobiliario, usted debería ser capaz de responder a una incondicional “Sí” a cada una de las siguientes preguntas. A medida que avanza a través de estos elementos, recuerde que un profesional inmobiliario especializado en su zona está capacitado en cada área.

Precio 

¿Tengo suficiente información para fijar el precio realista de mi propiedad ?, ¿Estoy familiarizado con los precios de propiedades comparables que se han vendido recientemente y por tanto estoy basándome en el precio de venta real y no en el precio de oferta? NO SI

Cuestiones Legales

¿Puedo obtener contratos adecuados, prever los conflictos, conozco la legislación en materia de compraventa y las obligaciones que dimanan de los diferentes negocios jurídicos que pueden utilizarse para vender mi propiedad? NO SI

Las negociaciones

¿Puedo manejar el conflicto natural de intereses cuando se trabaja directamente con un comprador, tratando de proteger a mis propios intereses frente a mi deseo de venderle ? NO SI

Marketing

¿Tengo una comprensión completa de la comercialización de bienes inmuebles y soy capaz de exponer mi propiedad a través de canales profesionales, y cuento con una base de datos de compradores reales que actualmente están buscando propiedades en mi zona? NO SI

Compradores cualificados

¿Puedo cualificar la capacidad de los compradores y manejar las preguntas generando confianza en los datos y estudios que ofrezco sobre la zona?¿Puedo diferenciar entre los curiosos, los que están empezando a mirar y los compradores serios? ¿Seré capaz de hacerles un seguimiento a todos aquellos que muestren interés por mi casa? NO SI

Financieros

¿Tengo el conocimiento experto de la situación actual de la hipoteca¿ ¿Puedo ayudar a los compradores a encontrar la financiación y estoy dispuesto a ello? NO SI

Inconvenientes

¿Estoy dispuesto a renunciar a los planes sociales, familiares o de trabajo durante un período prolongado, para poder enseñar la casa y estar disponible cuando el comprador lo requiera? NO SI

Seguridad y Vigilancia

¿Estoy dispuesto a recibir extraños en casa sin cualificación ni evaluación previa? ¿ Estoy dispuesto a recibir a curiosos y desconocidos que no sé si quieren comprar u ocultan otras intenciones? NO SI

A menos que usted haya respondido SI a todas las preguntas anteriores, las habilidades, la formación y la experiencia de un profesional de ventas especializado en su zona, podría ser la mejor ayuda para vender su propiedad. Tenga en cuenta que muy pocos vendedores que tratan de vender sus propiedades de manera particular tienen éxito. Otros muchos han sufrido molestias, pérdida de tiempo, y la frustración en su empeño de tratar de vender su propiedad, sin llegar a su objetivo final de venta en el mejor precio posible, en el menor tiempo posible y con los menores inconvenientes.

Vender en ciudad de las ciencias no es muy diferente…

Vender en ciudad de las ciencias no es muy diferente a vender propiedades en otros lugares, siempre que  estés familiarizado con las particularidades del mercado inmobiliario. No obstante, deberás tener en cuenta algunos aspectos adicionales que los clientes compradores suelen valorar como los pagos de comunidad de propietarios, la existencia de zonas comunes, la disponibilidad de garajes integrados en el mismo edificio… etc.

Piensa que muchos residenciales de esta zona poseen zonas comunes y piscina. Debes conocer la cuota porcentual que le corresponde a tu inmueble y comprobar que está al corriente del pago. Algunos edificios tienen garajes mixtos. Es decir, algunas plazas son en propiedad y otras en concesión municipal, si es así,  estarás vendiendo una participación social de una sociedad civil. En cualquier caso pregunta a tu agente sobre estos términos, si has elegido bien, sabrá responderte.

Por lo general los inmuebles suelen tener hipotecas, lo habitual es cancelar las cargas en el mismo acto de la compra‐venta. No lo hagas antes de ir a la notaria, lo más seguro es que no aparezca todavía en el registro el levantamiento de cargas y te encuentres con un problema, recuerda que al margen de tu declaración de IRPF,  deberás liquidar el impuesto sobre el incremento de valor de suelo urbano (plusvalía municipal), cancelar la hipoteca también puede ocasionarte un gasto añadido.
Respecto a los gasto de notaria puedes pactarlos “arreglo a Ley” que suele ser la fórmula más aceptada. Estas y otras muchas cosas más deberías consultarlas con el agente que has elegido, incluso pedirle que te haga un pequeño estudio para que tengas los conceptos claros desde el primer momento.
Y un último consejo… no consientas que nadie te diga lo que vale tu casa. Esto sólo debes tratarlo con tu agente inmobiliario. Él te explicará por que es importante acertar a la primera con el precio de venta.
http://youtu.be/9WentEVTY_g

http://youtu.be/9WentEVTY_gender

La unión de las inmobiliarias agiliza los plazos para la venta o alquiler de viviendas

Os dejo este enlace a una noticia que publicó Las Provincias hace unos dias, sobre las MLS en Valencia.

http://www.lasprovincias.es/20131231/economia/union-inmobiliarias-agilizar-alquiler-201312311237.html

Sin duda la aparición de las MLS es una de las mejores cosas que deja esta crisis en el sector inmobiliario. Los agentes inmobiliarios conscientes de la situación actual, han entendido con claridad que en la unión esta la fuerza. Esta unión en forma de compartición de propiedades permite que los clientes vendedores se beneficien muy notablemente. Al encargar la venta a una sola inmobiliaria, se consigue llegar a más de 20 inmobiliarias y a más de 80 agentes inmobiliarios. Todos comparten un sistema informático dónde de manera instantánea y absolutamente online, aparecen las nuevas propiedades que introduzca cualquier asociado. Toda la información, fotografías, videos y características son compartidas. Unos a otros se facilitan las visitas a todas las propiedades para dar acceso a los compradores que provengan de cualquier asociado.

Se unifican algunos procedimientos y se les da una cobertura publicitaria muy potente. Al cliente sólo le queda elegir con que agente desea trabajar, pues con ese agente único es con quien tendrá contacto y juntos deberán desarrollar su estrategia de ventas, su plan de marketing, estudiar las ofertas de otros asociados, contra-ofertar y llegar juntos hasta el final del proceso.

Un servicio genial para clientes vendedores, pero también para clientes compradores que acceden a muchisimo más producto desde cualquier agencia inmobiliaria de Valencia que se encuentre asociada a la MLS. En Valencia se llama “Valencia SIC” Servicios profesional de inmuebles compartidos..