¿Por qué nos eligen los clientes?

El que un cliente te elija a ti, como su único representante en exclusiva, para la venta de su vivienda no es cosa de casualidad. Justo a ti. Entre tantos agentes, entre tantas inmobiliarias que hay cerca de su casa, entre todos los que un día le llamaron, entre los que le han visitado,  entre el maremágnum de internet, te ha elegido a ti.

Leer más

Una vida de éxito. Una vida plena. Un tiempo para vivir una vida.

¿Qué es el éxito? Es una pregunta que muchos se hacen y otros ya se han respondido. Parece que el significado del éxito es diferente para cada persona. Si tuviésemos que encontrar un significado universal, diríamos que obtener el éxito es cumplir tus metas, tus anhelos, tus retos, tus objetivos. Sean cuales sean. Nuestra vida esta compuesta de un elemento primordial llamado tiempo.

Leer más

No te equivoques. Averigua en quién inviertes tiempo.

La pre-entrevista con el cliente

Antes de poder encontrar una solución al problema del cliente, tenemos que saber cuál es el problema. Comenzamos el diagnóstico por lo más importante: la serie de preguntas concretas y precisas que le hacemos en la primera llamada de teléfono. Ten en cuenta que estas preguntas son el punto de partida para esta primera conversación con el posible comprador.

Leer más

¿Mi experiencia como formador inmobiliario?

IMG_1290

La verdad es que nosotros nos consideramos más bien instructores de CRS, más que formadores. Quizá el formador es aquel profesional que vive de la formación. Nosotros somos agentes inmobiliarios. Necesitamos ser agentes inmobiliarios para trasladar toda experiencia a la gente que viene a los cursos de CRS.

Leer más

DESPERTARES

Cada día que pasa, la sensación es más fuerte. Tengo la cada vez más clara sensación, de que nuestro sector ha sido sacado de un largo y profundo letargo. Pero a base de pedradas y de agua fría. Cuando sonó aquel desagradable y necesario despertador en 2008 algunos nos levantamos con legañas, torpes, lentos, poco espabilados. Otros como quien despierta cualquier otra mañana del año, cuando ha trasnochado y aún sigue cansado. Otros despertaron con un ligero dolor de cabeza, algo resacosos y con el recuerdo de la gran fiesta de la noche de la anterior. Otros no despertaron, hicieron como que no escucharon el despertador o peor aún, lo apagaron para seguir durmiendo, soñando con un mundo que tocaba a su fin.

Lo que sí sabemos todos, es que el despertador sonó. De eso no hay duda. Aún tengo el cogote mojado por el jarro de agua fría. Tocaba cambiar el biorritmo. Dejar atrás la jungla inmobiliaria para enfrentarse a un desierto que se prometía duro y pedregoso. Es ahí, en esos terrenos dónde mejor crece la mejor vid del mundo. Con la que se hacen los mejores vinos. Bien lo saben los entendidos.

A lo largo de estos últimos 6 años hemos visto de todo. Cada uno fue despertando a su ritmo. Incluso los hay que aún siguen esperando que vuelva la noche para seguir soñando y hacer como que aquí no ha pasado nada. Muchos siguen aferrándose a una pasado, a unas prácticas, a un modelo y a una visión que pertenece a la era pre-colaborativa.
Otros vieron con claridad que el panorama cambiaba a gran velocidad y que sólo aquellos que supieran situar a sus clientes vendedores en el precio adecuado, serían capaces de subsistir. El resto tendrían que conformarse con algunos alquileres y algunas otras actividades, que le ayudaran a sobrevivir a la espera de tiempos mejores. Pero durante seis años, los tiempos mejores no acababan de llegar. Más aún, parecía que cuando nada podía bajar… bajaba más.
La mayoría, complacidos por haber sobrevivido nos regocijábamos por haber creído superar los varios “momentos del pánico”. Cuántas veces hemos oído aquello de : el sector se ha depurado, han quedado los mejores, y otras lindeces por el estilo.
Pero no es cierto. La crisis se llevó a buenos, malos y regulares. Se llevó a los que no tuvieron capacidad de adaptarse. Si Darwin levantara la cabeza se daría cuenta de cómo las empresas siguen la máxima darwiniana. Sólo sobreviven las que logran adaptarse a su entorno. Y las inmobiliarias no son una excepción.

La realidad que os cuento es tal que vosotros mismos podéis comprobar como co-existen en el mercado, cada vez con más viveza dos tipos de agentes inmobiliarios. Por un lado, aquel que lejos de querer despertarse prefirió agarrase fuertemente a sus creencias ya un poco oxidadas. Algunos de ellos, entendieron -aunque algo tarde- que tenían que bajar y bajar los precios de sus clientes. Aunque aquella sería una victoria pasajera. Así y con alguna ayuda han sobrevivido hasta nuestros días, complacidos y ajenos a la selección natural que se avecina. Sin caer – como dijo Séneca- que “Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina”. El segundo tipo de agentes creyeron que era momento de reinventarse profesionalmente, bombardear sus propias premisas, conocer, viajar, formarse, crecer, ver más allá e incluso arriesgar si con ello recuperaban el gobierno de su embarcación. Cada vez la dicotomía se ha vuelto más clara. Existen dos tipos claros de agentes y por tanto de agencias. Algunas por increíble que nos parezca siguen en los brazos de Morfeo. Otras han decidido afilar la sierra con tesón. Pero ambas diría que coexisten ajenas a que la selección natural está por llegar. Tan sólo sonó el despertador en 2008. La guerra del marketing y los servicios está fraguándose en las profundidades de Mordor.
Las MLS siguen creciendo. Algunas se alimentan de agentes y agencias que jamás trabajaron en exclusiva pero que intuyen una pregunta que flota en el aire; ¿Qué marketing y que servicios se pueden prestar sin exclusiva?. Así que ni cortos ni perezosos se acercan con el afán de incorporar más profesionalidad a su quehacer diario.

El sector despertó en aquellos días de 2008. La era de la colaboración llegó por necesidad. La fase de precios bajos fue necesaria para poder vender algo en un mercado devastado. La exclusiva nos devolvió capacidades que ya no recordábamos y nos permitió hacer lo que siempre quisimos hacer por nuestros clientes. ¿Y ahora? ¿Qué nos depara el 2015?. ¿Cómo competiremos en el futuro?¿Cómo verán los consumidores a los dos tipos de agentes que han quedado en el mercado?.

En la película despertares, basada en el caso real del doctor Oliver Sacks, Robin Williams encarnaba al Doctor Malcom Sayer, que lograba que Leonard (Robert de Niro) despertara de su estado catatónico, en el que había permaneció durante años. Todo con la ayuda de una medicina, tan potente como la exclusiva múltiple. Al cabo del tiempo Leornard volvió a sumirse en su estado vegetativo. Todo por que su cuerpo se acostumbró a la medicina, al igual que a gran parte del mercado le ocurrirá con la exclusiva múltiple. Los agentes inmobiliarios hemos despertado y al igual que Leonard sentimos una fuerza inusitada. Pero no importa quien siga, quien vuelva a dormirse o quién haga qué cosa. Hemos cambiado el sector para siempre.
Formamos parte de su evolución histórica. Hemos vivido la aparición masiva de MLS. La celebración de docenas de eventos del sector. La llegada de los más innovadores y motivadores cursos de formación. La aparición del marketing más innovador, más fresco y más atrevido que jamás hemos tenido. El uso y desarrollo de la tecnología como parte de nuestras vidas y trabajos. La creación de la industria. Y cuando pensábamos que habíamos visto todo, resulta que llega la NAR a España y nos trae también la NAR University of Chicago, y nos propone un código ético tan contundente como legítimo. Y nos vuelve a plantear un nuevo reto y aquel mercado tan maduro en el sector inmobiliario como en ocasiones poco fresco, nos vuelve a sorprender. Nuestro sector se ha globalizado de verdad, y lo que se hace aquí y allá nos afecta, nos influye e incluso nos da algunas pautas de lo que ocurrirá en el futuro. Le pese a quien le pese. Ya no importa que nadie vuelva a dormirse. Hace tiempo que el sector tuvo que despertar y al hacerlo cambió su entorno para siempre. Sólo queda adaptarse. Morir no suele ser buena opción.

Todo me indica que ahora comienza el verdadero proceso de selección profesional y que los dos próximos años supondrán un punto de inflexión para muchos de nosotros. Ahora que creíamos haber sobrevivido es cuando el cliente empezará a elegir a su agente inmobiliario. ¿Sabes tú que criterios seguirán nuestros futuros clientes? Lo que es cierto es que ya no se encontrarán con el panorama profesional de 2006 y 2007. Ahora podrán ver con claridad dos tipos de agencias, dos tipos de agentes… Sólo queda que respondas a una pregunta después de estos despertares… ¿en cual estás tú?

Curso de ABR en Valencia

abr_en valencia

Este jueves y Viernes tuve ocasión de impartir en Valencia el curso REBAC de ABR. (The Accredited Buyer’s Representative (ABR®). Asistieron algunos viejos amigos a los cuales me alegré mucho de volver a ver y alguna cara nueva que empieza en esta nueva era de la formación inmobilairia, de la mano de CRS en España.

Gracias a todos. Sé que fueron dos días intensos. Es un curso que deshace el “nudo” que casi todos hemos llevado en la cabeza durante años y no nos permitía avanzar en nuestra profesión. Uno de los curso mejor valorados por aquello de “romper” estacas mentales.

Seguimos avanzando. Me alegré mucho de veros!!

ABR

Trabaja con nosotros

 

Tu futuro, puede estar a un click de distancia

Quizá tu futuro está a un click de distancia, si has llegado hasta aquí es posible que estés pensando en dar un cambio a tu vida profesional.

Nosotros estamos buscando personas con ganas de aprender una nueva profesión, con ganas de implicarse y comprometerse y formar parte de un equipo humano muy especial.

Te ofrecemos iniciar una nueva andadura como profesional. Convertirte en Agente Inmobiliario, bajo la fórmula del Agente Autonómo asociado a nuestro negocio. Obtendrás una cobertura impresionante para desarrollarte como  Agente.

Si estás interesado haz click aquí

 

Utilidad de la MLS local para los clientes

 

UNA MLS es:

Es una agrupación de agencias inmobiliarias de Valencia basada en la cooperación entre las oficinas y agentes que la componen.
El servicio de este grupo de empresas está basado en la colaboración con propiedades en exclusiva compartida. De este modo se gestionan los inmuebles de manera conjunta bajo un mismo código ético y con unos procedimientos de trabajo adecuados a las condiciones que regulan el ejercicio de intermediación inmobiliaria. De esta forma generamos una sinergía que proporciona mejores resultados y que beneficia directamente a nuestros clientes, proporcionándoles un mejor servicio y una mayor agilidad en la compraventa o alquiler de su inmueble.

Ventajas para el vendedor

Cuando contrate a un Agente responsable de la gestión de su inmueble, estará encargando simultáneamente dicha compra-venta a más de 10 agencias de su localidad compuestas por un total de 40 agentes en Valencia. Logrará la mayor difusión.

Contará con un solo interlocutor para la venta de su propiedad, por lo que tendrá un solo responsable a quien pedir cuentas de la gestión llevada a cabo por el grupo. Ahorrará llamadas duplicadas y pérdidas de tiempo.

Todo la información de su propiedad (precio, características, etc.) será única para los agentes y agencias que tendrán acceso a ella. Ganará en transparencia.

Conseguirá que su Agente se implique más, que esté dispuesto a compartir sus honorarios, y que haga todo lo posible para vender su propiedad. Será un servicio de calidad.

Su propiedad se encontrará, además de en la base de datos de la oficina que gestiona la venta, en un portal exclusivo de su ciudad y por supuesto en los portales nacionales e internacionales de más importancia. Logrará la mayor difusión.

Tendrá un contrato que le asegura un compromiso de gestión. Su Agente se somete a un código ético y de buenas prácticas que le garantiza un servicio de excelencia.

Todas las visitas a su propiedad serán previamente filtradas por su Agente. Evitará visitas innecesarias y pérdidas de tiempo.

Con un contrato en exclusiva usted está contratando los servicios de un profesional que se encargará de forma íntegra de todas las acciones y aspectos necesarios para la venta de su propiedad.

Ventajas para el comprador

En cualquiera de las oficinas pertenecientes a nuestra agrupación, usted accederá a una gran oferta de inmuebles seleccionados, de la manera más rápida, cómoda y fácil.

Todas las propiedades de la bolsa común mantienen los mismos precios y condiciones, independientemente de la empresa con la que se trabaje. Ello supone una mayor trasparencia del mercado inmobiliario. Lo hacemos fácil.

Las oportunidades de encontrar el producto que satisfaga sus necesidades se multiplican considerablemente con la ventaja de acudir a una sola oficina. Ya no será necesario que acuda a una docena de agencias para encontrar lo que busca.

Existe un mandato de venta firmado con el propietario de cada inmueble de la bolsa. Por lo tanto, se dispone de toda la información administrativa y jurídica de cada inmueble. Ganará en control y seguridad.

Gestiones bancarias.

Asesoramiento jurídico y fiscal.

No tengo tiempo (parte 3)

viene de “No tengo tiempo (parte 2)”.

 

. Pero ¿y si existe una creencia de pensamiento profesional diferente?.. algo distinto a los otros tres niveles de pensamiento que comentábamos. ¿Y si pudiésemos realmente ganar tiempo para lo que queremos hacer?. Imaginemos lo siguiente:

a)     La mayoría de los clientes vienen de recomendación.

b)     Mi objetivo cuando me siento con un cliente no es captar. Mi objetivo es ser el agente “preferible”, invierto mi energía en que sea el cliente quien me elija, quien quiera trabajar conmigo. Invierto mi tiempo en obtener su aprecio a nivel personal y su respeto a nivel profesional. Procuro no perseguir, pero dejo un rastro evidente para que me sigan.

c)     Para ello invierto mi tiempo a diario, desarrollo un blog que me muestra como persona, que me humaniza. Ofrezco datos del mercado de mi zona, hablo de las propiedades que ya he vendido. Doy información para conseguir aprecio y respeto. Me relaciona con otros profesionales que también me mandan referidos, comparten conmigo ideas, tecnología y conocimientos que me ahorran tiempo y me dan nuevas ideas, entre otras cosas por que yo procuro compartir con ellos lo que sé, lo que he descubierto, etc.

d)     Sólo invierto mi tiempo con vendedores que necesitan mi ayuda, que realmente quieren vender. No discuto. Expongo como trabajo, les explico mis servicios:

  1. Plan de marketing, fijación del precio de mercado, fotos profesionales, videos, preparación de la casa, difusión de la propiedad, al público y a los profesionales.
  2. Pongo mi base de datos al servicio de mis clientes. Soy hiperlocal, concentro un gran volumen de solicitudes de compra en mi zona. Antes de hacer difusión de la propiedad ya tengo varios clientes interesados. Manejo datos y tengo un sistema CRM que me ayuda diariamente.
  3. A través mío su casa pueden llevarla los profesionales de una zona, MLS. Le aporto experiencia en comercialización y Negociación.

e)     El cliente me acaba viendo como alguien que le ofrece valor añadido respecto a cualquier otro agente y por supuesto frente a la opción de ser él mismo quien venda su casa. Percibe que puedo ofrecerle cosas que él no puede desarrollar. Además me ha conocido como persona o incluso como padre de familia a través de la persona que le recomendó, o del blog o de nuestra entrevista, donde procuro humanizarme todo lo posible. “A la gente le gusta trabajar con gente como ella”. Me he convertido en el agente “elegible” gracias a recomendación + respecto profesional + aprecio personal

f)      Como consecuencia de llevar propiedades en exclusiva a un precio razonable atraigo a compradores que me encuentran fácilmente, por que al ser Hiperlocal en Internet soy capaz de competir con grandes portales. Tengo un blog, varias webs, y cuentas de facebook y twitter con amigos, clientes y compañeros de profesión. Además un sistema de recomendación boca a boca, basado en un sistema que incluye contactos sistemático con clientes antiguos, envío de postales de agradecimiento, felicitaciones de cumpleaños y navidad. Invitación a eventos, resumen de noticias, etc, hace que cada año lleguen más clientes recomendados (punto primero de este resumen.)… invierto aquí mi tiempo, vuelvo al punto de inicio y retomo el punto a).

g)     Como consecuencia mi negocio tiene fluidez. Existe flujo de negocio continuo. No está sujeto a la inversión que realice en portales en cada momento. No me paso el dia llamando para captar propiedades de personas que no me conocen de nada. No lo cojo todo, no puedo ayudar a todo el mundo, no quiero venderlo todo. Pero en todo lo que hago, en todo lo que selecciono, en todo lo que elijo, me entrego al 100%.

 

Mi negocio es mío. Yo elijo con quien y cuando. Yo marco mis normas. Yo digo cuanto cobro. Con quien trabajo. Los factores externos, la crisis, los bancos, las hipotecas, me influyen como a todo el mundo, pero no me dominan, no marcan mi ritmo de trabajo, no mandan, están fuera de mi alcance. Yo elijo. Elijo focalizarme en lo que puedo solucionar. Elijo dónde invierto mi tiempo. Elijo trabajar con quien me necesita. Trabajo con aquel que quiere trabajar conmigo. En aquello en lo que te focalizas, crece.

Elijo trabajar para ayudar al mí del MAÑANA. Mi yo del futuro me agradecerá el trabajo que estoy realizando HOY. Mi yo de fin de año, el de la cuesta de enero, el de final de mes, el de dentro de seis meses.

El tiempo para todo aquello que siempre he querido hacer aparece a diario. Entre otras cosas por que ahora esas cosas que quería hacer son la base de mi negocio, relacionarme con los demás se ha convertido en algo esencial. Sentémonos. Hablemos. Tienes todo el tiempo del mundo. Tú elijes.

Si crees que algo de lo que has leído puede servirte, no pierdas el tiempo. Empieza ahora. Los frutos los recogerás en la próxima cosecha.

Vicente Beltrán

Instructor CRS España

Broker de Realmark