Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer las cosas. Peter Drucker

En ocasiones pasamos dias maquinando complejos sistemas de reclutamiento, confeccionando contratos, elaborando entrevistas para contratar gente, poniendo anuncios, maquinando estrategias, etc. También nos gusta invertir tiempo en marketing por que es divertido, luce, dice algo de ti, y sobre todo como decía Peter Drucker, por que “en una empresa comercial el marketing y la innovación producen beneficios, todo lo demás son costes”

Leer más

Buscamos nuevos agentes inmobiliarios

Estamos ampliando nuestro equipo. Buscamos gente buena, con ganas de empezar un proyecto nuevo. Gente valiente, que desea encontrar algo más. Personas a quienes les gustan las personas. Si estás buscando algo diferente, un sitio en el que crecer y quedarte, esta es tu primera pista entra en http://minegocio.realmark.es  y descubre el siguiente paso.

SISTEMAS

Una de las grandes carencias de nuestros días es la ausencia de sistemas reales en la mayor parte de las empresas dedicadas a ofrecer servicios inmobiliarios. Un nombre bonito y una buena campaña de marketing no son suficientes para hacer una marca. Los buenos profesionales necesitan seguir un buen sistema. Tener unos procesos y procedimientos sencillos y realistas. Herramientas que permitan seguir creciendo, aprovechar las sinergias del equipo y alcanzar la máxima eficiencia todos los días. La gran dificultad está en “el hacer”. Tener una buena idea no es suficiente si no viene acompañada de un método que funcione.

FORMACIÓN

La formación es un ingrediente fundamental en la receta del éxito. Además de un máster inmobiliario todos los martes impartimos módulos formativos a todos los agentes Realmark®. Estos incluyen desde marketing, negociación, fiscalidad y aspectos jurídicos hasta fotografía, financiación hipotecaria, Home Staging y novedades del mercado. Disponemos de un aula propia donde pueden recibir formación hasta 30 agentes en cada sesión. Los mejores jugadores saben que deben entrenar a diario. Además la formación contínua provoca un estado de mente abierta y nos prepara para los cambios que día a día llegan al sector.

Si crees que encajas, no lo dudes. Escríbenos

 

¿Por qué nos eligen los clientes?

El que un cliente te elija a ti, como su único representante en exclusiva, para la venta de su vivienda no es cosa de casualidad. Justo a ti. Entre tantos agentes, entre tantas inmobiliarias que hay cerca de su casa, entre todos los que un día le llamaron, entre los que le han visitado,  entre el maremágnum de internet, te ha elegido a ti.

Leer más

Una vida de éxito. Una vida plena. Un tiempo para vivir una vida.

¿Qué es el éxito? Es una pregunta que muchos se hacen y otros ya se han respondido. Parece que el significado del éxito es diferente para cada persona. Si tuviésemos que encontrar un significado universal, diríamos que obtener el éxito es cumplir tus metas, tus anhelos, tus retos, tus objetivos. Sean cuales sean. Nuestra vida esta compuesta de un elemento primordial llamado tiempo.

Leer más

No te equivoques. Averigua en quién inviertes tiempo.

La pre-entrevista con el cliente

Antes de poder encontrar una solución al problema del cliente, tenemos que saber cuál es el problema. Comenzamos el diagnóstico por lo más importante: la serie de preguntas concretas y precisas que le hacemos en la primera llamada de teléfono. Ten en cuenta que estas preguntas son el punto de partida para esta primera conversación con el posible comprador.

Leer más

¿Mi experiencia como formador inmobiliario?

IMG_1290

La verdad es que nosotros nos consideramos más bien instructores de CRS, más que formadores. Quizá el formador es aquel profesional que vive de la formación. Nosotros somos agentes inmobiliarios. Necesitamos ser agentes inmobiliarios para trasladar toda experiencia a la gente que viene a los cursos de CRS.

Leer más

DESPERTARES

Cada día que pasa, la sensación es más fuerte. Tengo la cada vez más clara sensación, de que nuestro sector ha sido sacado de un largo y profundo letargo. Pero a base de pedradas y de agua fría. Cuando sonó aquel desagradable y necesario despertador en 2008 algunos nos levantamos con legañas, torpes, lentos, poco espabilados. Otros como quien despierta cualquier otra mañana del año, cuando ha trasnochado y aún sigue cansado. Otros despertaron con un ligero dolor de cabeza, algo resacosos y con el recuerdo de la gran fiesta de la noche de la anterior. Otros no despertaron, hicieron como que no escucharon el despertador o peor aún, lo apagaron para seguir durmiendo, soñando con un mundo que tocaba a su fin.

Lo que sí sabemos todos, es que el despertador sonó. De eso no hay duda. Aún tengo el cogote mojado por el jarro de agua fría. Tocaba cambiar el biorritmo. Dejar atrás la jungla inmobiliaria para enfrentarse a un desierto que se prometía duro y pedregoso. Es ahí, en esos terrenos dónde mejor crece la mejor vid del mundo. Con la que se hacen los mejores vinos. Bien lo saben los entendidos.

A lo largo de estos últimos 6 años hemos visto de todo. Cada uno fue despertando a su ritmo. Incluso los hay que aún siguen esperando que vuelva la noche para seguir soñando y hacer como que aquí no ha pasado nada. Muchos siguen aferrándose a una pasado, a unas prácticas, a un modelo y a una visión que pertenece a la era pre-colaborativa.
Otros vieron con claridad que el panorama cambiaba a gran velocidad y que sólo aquellos que supieran situar a sus clientes vendedores en el precio adecuado, serían capaces de subsistir. El resto tendrían que conformarse con algunos alquileres y algunas otras actividades, que le ayudaran a sobrevivir a la espera de tiempos mejores. Pero durante seis años, los tiempos mejores no acababan de llegar. Más aún, parecía que cuando nada podía bajar… bajaba más.
La mayoría, complacidos por haber sobrevivido nos regocijábamos por haber creído superar los varios “momentos del pánico”. Cuántas veces hemos oído aquello de : el sector se ha depurado, han quedado los mejores, y otras lindeces por el estilo.
Pero no es cierto. La crisis se llevó a buenos, malos y regulares. Se llevó a los que no tuvieron capacidad de adaptarse. Si Darwin levantara la cabeza se daría cuenta de cómo las empresas siguen la máxima darwiniana. Sólo sobreviven las que logran adaptarse a su entorno. Y las inmobiliarias no son una excepción.

La realidad que os cuento es tal que vosotros mismos podéis comprobar como co-existen en el mercado, cada vez con más viveza dos tipos de agentes inmobiliarios. Por un lado, aquel que lejos de querer despertarse prefirió agarrase fuertemente a sus creencias ya un poco oxidadas. Algunos de ellos, entendieron -aunque algo tarde- que tenían que bajar y bajar los precios de sus clientes. Aunque aquella sería una victoria pasajera. Así y con alguna ayuda han sobrevivido hasta nuestros días, complacidos y ajenos a la selección natural que se avecina. Sin caer – como dijo Séneca- que “Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina”. El segundo tipo de agentes creyeron que era momento de reinventarse profesionalmente, bombardear sus propias premisas, conocer, viajar, formarse, crecer, ver más allá e incluso arriesgar si con ello recuperaban el gobierno de su embarcación. Cada vez la dicotomía se ha vuelto más clara. Existen dos tipos claros de agentes y por tanto de agencias. Algunas por increíble que nos parezca siguen en los brazos de Morfeo. Otras han decidido afilar la sierra con tesón. Pero ambas diría que coexisten ajenas a que la selección natural está por llegar. Tan sólo sonó el despertador en 2008. La guerra del marketing y los servicios está fraguándose en las profundidades de Mordor.
Las MLS siguen creciendo. Algunas se alimentan de agentes y agencias que jamás trabajaron en exclusiva pero que intuyen una pregunta que flota en el aire; ¿Qué marketing y que servicios se pueden prestar sin exclusiva?. Así que ni cortos ni perezosos se acercan con el afán de incorporar más profesionalidad a su quehacer diario.

El sector despertó en aquellos días de 2008. La era de la colaboración llegó por necesidad. La fase de precios bajos fue necesaria para poder vender algo en un mercado devastado. La exclusiva nos devolvió capacidades que ya no recordábamos y nos permitió hacer lo que siempre quisimos hacer por nuestros clientes. ¿Y ahora? ¿Qué nos depara el 2015?. ¿Cómo competiremos en el futuro?¿Cómo verán los consumidores a los dos tipos de agentes que han quedado en el mercado?.

En la película despertares, basada en el caso real del doctor Oliver Sacks, Robin Williams encarnaba al Doctor Malcom Sayer, que lograba que Leonard (Robert de Niro) despertara de su estado catatónico, en el que había permaneció durante años. Todo con la ayuda de una medicina, tan potente como la exclusiva múltiple. Al cabo del tiempo Leornard volvió a sumirse en su estado vegetativo. Todo por que su cuerpo se acostumbró a la medicina, al igual que a gran parte del mercado le ocurrirá con la exclusiva múltiple. Los agentes inmobiliarios hemos despertado y al igual que Leonard sentimos una fuerza inusitada. Pero no importa quien siga, quien vuelva a dormirse o quién haga qué cosa. Hemos cambiado el sector para siempre.
Formamos parte de su evolución histórica. Hemos vivido la aparición masiva de MLS. La celebración de docenas de eventos del sector. La llegada de los más innovadores y motivadores cursos de formación. La aparición del marketing más innovador, más fresco y más atrevido que jamás hemos tenido. El uso y desarrollo de la tecnología como parte de nuestras vidas y trabajos. La creación de la industria. Y cuando pensábamos que habíamos visto todo, resulta que llega la NAR a España y nos trae también la NAR University of Chicago, y nos propone un código ético tan contundente como legítimo. Y nos vuelve a plantear un nuevo reto y aquel mercado tan maduro en el sector inmobiliario como en ocasiones poco fresco, nos vuelve a sorprender. Nuestro sector se ha globalizado de verdad, y lo que se hace aquí y allá nos afecta, nos influye e incluso nos da algunas pautas de lo que ocurrirá en el futuro. Le pese a quien le pese. Ya no importa que nadie vuelva a dormirse. Hace tiempo que el sector tuvo que despertar y al hacerlo cambió su entorno para siempre. Sólo queda adaptarse. Morir no suele ser buena opción.

Todo me indica que ahora comienza el verdadero proceso de selección profesional y que los dos próximos años supondrán un punto de inflexión para muchos de nosotros. Ahora que creíamos haber sobrevivido es cuando el cliente empezará a elegir a su agente inmobiliario. ¿Sabes tú que criterios seguirán nuestros futuros clientes? Lo que es cierto es que ya no se encontrarán con el panorama profesional de 2006 y 2007. Ahora podrán ver con claridad dos tipos de agencias, dos tipos de agentes… Sólo queda que respondas a una pregunta después de estos despertares… ¿en cual estás tú?

Completa tu formación inmobiliaria

¿Qué tipos de cursos puedes encontrar?

Los cursos de CRS son sin lugar a dudas un tipo de formación que te hace replantearte muchas cosas. Existen 4 módulos básicos, que son los cursos REAP. El módulo A es un curso sobre planificación de negocio inmobiliario. Tanto para agentes autónomos como para gerentes de inmobiliarias es muy recomendable. El módulo B es el curso de marketing. Aunque todos los cursos de CRS están plagados de conceptos de marketing e ideas, el módulo B es dónde se pone en marcha la maquinaria. Además hacemos un ejercicio práctico de simulación de eventos muy recomendable. El  módulo C y D son los de negociación y trabajo con el cliente. En ambos se trabaja la negociación y el tratamiento de objeciones, así como los procesos de trabajo más habituales de los agentes inmobiliarios. Son dos cursos que siempre provocan un alto impacto entre los asistentes.

En 2014 iniciamos los módulos avanzados A+ “El agente efectivo”  y C+ “La exclusiva”. Se trata de dos cursos que se situán a un nivel muy alto. El nivel de CRS. Los cursos “Essentials” han llegado en 2015. Formación de equipos y Generación de contactos. Están empezando a revolucionar a los agentes CRS de toda la vida.

cursos_crs_desde abril

Más información en http://crsspain.es/ProgramaCursos.aspx

 

cursos 2

 

 

Curso de ABR en Valencia

abr_en valencia

Este jueves y Viernes tuve ocasión de impartir en Valencia el curso REBAC de ABR. (The Accredited Buyer’s Representative (ABR®). Asistieron algunos viejos amigos a los cuales me alegré mucho de volver a ver y alguna cara nueva que empieza en esta nueva era de la formación inmobilairia, de la mano de CRS en España.

Gracias a todos. Sé que fueron dos días intensos. Es un curso que deshace el “nudo” que casi todos hemos llevado en la cabeza durante años y no nos permitía avanzar en nuestra profesión. Uno de los curso mejor valorados por aquello de “romper” estacas mentales.

Seguimos avanzando. Me alegré mucho de veros!!

ABR